El mito de la lejía

El mito de la lejía

El mito de la lejía

Seguramente has escuchado el mito de la lejía, que dice que si la añades a algunos productos de limpieza, aumentan su eficacia. Pues bien, esto, como hemos dicho ya, es un mito. Te damos algunos ejemplos de seguridad.

EL MITO DE LA LEJÍA

Uno de los productos más utilizados en los hogares y muchos negocios, es la lejía.

La lejía es hipoclorito de sodio diluido en agua, un compuesto químico fuertemente oxidante.

Contiene cloro en estado de oxidación, y, como es económico, es el más utilizado como desinfectante.

Es imprescindible almacenarla alejada de cualquier otro producto ácido.

Es muy importante saber con qué podemos mezclarla y con que no. Vamos a poner unos ejemplos.


LEJÍA Y AMONIACO:

Esta solución forma un gas muy tóxico llamado cloramina, compuesto químico que reacciona con el agua de nuestro organismo y genera ácido clorhídrico y radicales libres (ambos altamente tóxicos).

Puede producir daños irreversibles en las vías respiratorias.

En lugares abiertos provocará irritación ocular, pero en lugares cerrados, y si la exposición se prolonga en un tiempo excesivo, puede llegar a causar la muerte.


LEJÍA Y ALCOHOL:

La combinación de etanol (alcohol) y el hipoclorito sódico, produce cloroformo, ácido muriático y cloroacetona o dicloruro de etileno.

Al respirar los vapores producidos por estos compuestos, podemos sufrir graves daños en ojos, piel, pulmones, riñones, hígado y sistema nervioso.

Además, el cloroformo puede causar mareos, náuseas, pérdida de conciencia y, en casos extremos, la muerte.


LEJÍA Y VINAGRE:

Esta mezcla, se cree, que es de la que mejor limpia y desinfecta, sin embargo, el vinagre es un ácido y reacciona con el cloro provocando gases muy tóxicos que podrían producirnos quemaduras graves en ojos y daños importantes en el sistema respiratorio.


LEJÍA Y PRODUCTOS DE LIMPIEZA:

Antes de hacer este tipo de mezclas, es importante pensar si el resultado final va a ser satisfactorio o, por el contrario, podemos tener un disgusto serio que nos dure bastante tiempo o nos lleve directos a urgencias.

Es imprescindible saber y poner en conocimiento de todo el mundo, que LA LEJÍA NO LIMPIA, aunque creamos que sí, sólo desinfecta, y mezclarla con productos limpiadores puede generar gases muy perjudiciales para nuestro organismo.


Hoy en día, existen multitud de productos higienizantes que eliminan la mayor parte de las bacterias de las superficies donde se aplican. Por ejemplo, en Sisquiga fabricamos y comercializamos varios de ellos, como puedes ver en nuestra amplia gama de limpiadores, para verlos haz click en esta frase.

También hay que tener muy en cuenta que nuestros productos están perfumados, por lo que también se evita el olor desagradable que permanece en el ambiente después de utilizar lejía.

Todos ellos son completamente seguros y te ofrecen, además de la seguridad y tranquilidad sanitaria, mayor eficacia que la lejía, porque además de desinfectar, limpian.

Es decir, con estos productos consigues en una pasada desinfección y limpieza.

El uso de la lejía se ha de restringir exclusivamente a las necesidades específicas que no te ofrezca ningún otro producto más seguro, que, hoy por hoy, son muy pocas, ya que existen productos blanqueantes para lavadora completamente seguros y sin lejía.

Desde Sisquiga, queremos poner también nuestro granito de arena en la seguridad de hogares y negocios ofreciendo información relevante para todas aquellas personas interesadas en obtener excelentes resultados en la limpieza y desinfección sin riesgo para su familia, clientes o mascotas, pues esto afecta a todos los seres vivos, no solo a los humanos.

David

Comentarios cerrados.
×
HOLA!!
En que podemos ayudarte?
EnglishFrenchPortugueseSpanish

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar